jueves, 18 de julio de 2013

los días


Me he dado cuenta que cada vez que escribo las personas se dan cuenta de lo que pasa, que mis palabras se pueden convertir en transparencias de mi vida. Escribo para no volverme loca, escribo para que todo lo que en mi cabeza ya no puede estar ahí salga, cada letra que mi cuerpo deja ir es un poco líquido para el pensadero que  habrá de tener alguien en algún lugar desconocido. 

¿Quieren oír la verdad? 
La verdad es que llevo días triste, que ya no puedo escribir porque mi pensamiento esta tan nublado, tan abatido y tan deprimido que a veces siento que no puedo más, están pasando tantas cosas que jamás habría visto venir que no se ni cómo empezar a contar, lo único que sí se es que la vida es una montaña rusa de cosas y emociones. La verdad es que cuando la razón y el corazón pelean se crea el caos que tengo justo ahora en la cabeza, se crea justo esto que no se ni como empezar a explicar, como puede el corazón querer tanto que duela y la razón negarse tanto que se termine contradiciendo a sí misma, no lo sé, supongo que nunca lo sabré ni nadie lo hará porque la vida es como es y no tenemos muchas formas de saber que es lo que pasa en la cabeza de cada ser si a veces no podemos con la propia. Lo que es es lo que es, aunque no todo siempre es lo que parece, hay que tener cuidado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada